Diferencias entre vaporizar y fumar cannabis

Diferencias entre vaporizar y fumar cannabis

Salud 0 Comment

En los últimos tiempos, vapear se ha puesto de tendencia. Si bien la investigación de la vaporización y sus efectos sobre la salud en un largo plazo está aún en curso, se piensa que vapear es una opción alternativa más segura y saludable que fumar. Bastante gente ya ha dejado el tabaco para comenzar a vapear y también-líquidos, y la vaporización asimismo se ha extendido poco a poco más entre los usuarios de cannabis. ¿Qué es la vaporización y exactamente en qué se distingue de fumar? ¿Qué beneficios aporta y de qué forma es de segura?

¿QUÉ ES LA VAPORIZACIÓN?
La primordial diferencia entre vapear y fumar es que en la vaporización no se quema la yerba, sino se calienta a una temperatura determinada mediante un cigarrillo vaporizador. El calor activa los cannabinoides y terpenos del cannabis, liberándolos en un vapor que entonces se aspira. Puesto que no produce humo, como ocurre con los canutos o bien los canutos, la vaporización aporta ciertas ventajas para la salud que no se logran cuando se fuma.

Veamos con más detalle las ventajas de la vaporización.

VENTAJAS DE LA VAPORIZACIÓN(PROBABLEMENTE) ES MÁS SALUDABLE QUE FUMAR
Si bien aún no se sabe si vapear es cien por ciento seguro, se piensa que es considerablemente más saludable que fumar. El motivo es que prácticamente todas las substancias perjudiciales que se generan cuando se fuma, son generadas por el proceso de combustión, con independencia de si estás empleando mariguana o bien tabaco. A lo largo de la vaporización no se quema la yerba, con lo que no se genera humo, y, por ende, se aspiran muchas menos toxinas y radicales libres que cuando se fuma un canuto.

El humo del tabaco contiene muchos agentes cancerígenos (substancias que ocasionan cáncer), razón por la que ha adquirido tan mala fama durante los años. Desgraciadamente, es muy posible que el humo del cannabis asimismo contenga estas substancias, si bien probablemente en cantidades más pequeñas. Además de esto, el humo contiene alquitrán, que causa inconvenientes en los pulmones, lo que hace que este procedimiento de consumo sea sumamente inapropiado para quienes sufran algún trastorno relacionado con la salud pulmonar. En una investigación sobre el consumo de mariguana, la American Lung Association ha descubierto que el humo del cannabis puede contener todavía más alquitrán que el del tabaco. Esto se debe eminentemente al hecho de que los fumadores de cannabis acostumbran a dar caladas más largas y profundas que quienes fuman cigarrillos electronicos.

Al pasarte a la vaporización, tus pulmones van a estar sometidos a un peligro mucho menor de manera inmediata. Una investigación de dos mil siete publicado en el Harm Reduction Journal verificó que la vaporización del cannabis reduce los inconvenientes respiratorios que de otra manera se ocasionarían al fumar mariguana.

Los peligros para la salud asociados con el hábito de fumar son lo suficiente peligrosos para persuadir a bastante gente de que se pase a la vaporización. Mas, además de las ventajas en un largo plazo, para bastantes personas la vaporización ofrece una experiencia considerablemente más agradable y menos complicada. Solo debes asegurarte de adecentar tu vaporizador con cierta frecuencia.

VAPEAR ES MÁS EFICIENTE, MAXIMIZANDO LA POTENCIA Y LA BIODISPONIBILIDAD
Los compuestos activos del cannabis son altamente sensibles. A través de la administración de cannabinoides, terpenos, etcétera a través del humo, más de la mitad de estos compuestos se queman aun ya antes de dar la primera calada al canuto. La combustión del cogollo entre calada y calada termina con otro quince-veinte por ciento de las substancias que nos resultan de interés. Esto causa que fumar cannabis sea muy ineficiente.

Puesto que las temperaturas usadas en la vaporización son considerablemente más bajas, y con frecuencia considerablemente más precisas, no solamente se preservan los compuestos activos, asimismo se aprovechan al límite. Como resultado, el vapor del cannabis va a ser más puro y potente – y no desperdiciarás tanto cogollo. En consecuencia, vapear asimismo ayuda a ahorrar dinero con el tiempo.

SE DISFRUTAN MÁS SABORES
Aparte de los cannabinoides que le dan a la mariguana su potencia, el cannabis contiene unos compuestos aromatizados, llamados terpenos, que aportan sabor. Estas substancias son muy volátiles y sensibles al calor, con lo que una temperatura excesiva puede destruirlos de forma rápida. Al contrario, la vaporización ayuda a optimar la experiencia de cada terpeno. Asimismo es interesante saber que ciertos terpenos tienen puntos de ebullición diferentes, con lo que se liberan a temperaturas más bajas.

Por servirnos de un ejemplo, el betacariofileno, un terpeno de aroma condimentado y picante, se libera a una temperatura de en torno a 118°C y no le agrada calentarse más. Entonces hay otros terpenos, como el linalool, que pueden aguantar temperaturas más altas.Vaporizar Cannabis

Cuando se vaporiza, generalmente se puede ajustar la temperatura del dispositivo hasta determinado grado, lo que deja ajustar la experiencia. Así, vas a poder gozar de toda la gama de sabores y aromas que son imposibles de percibir cuando se fuma.

PUEDES PERSONALIZAR EL COLOCÓN
De exactamente la misma forma que puedes influir en el sabor de tu mariguana con diferentes temperaturas, asimismo se puede regular la intensidad del colocón. La mayor parte de los cannabinoides se liberan cuando se vapea a temperaturas altas, lo que genera un efecto más potente y veloz. Si prefieres un subidón más suave, programa el vaporizador a una temperatura de unos 150°C. Para un efecto tenuemente más fuerte, sube la temperatura hasta una media de ciento sesenta y seis-187°C. Si buscas la máxima potencia, opta por el ajuste de temperatura más alto. Mas no superes los 229°C, en tanto que esta temperatura se acerca a la de combustión, y reducirá la potencia y el sabor de tu mariguana.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA TEMPERATURA A LA HORA DE VAPORIZAR CANNABIS?
Una investigación de dos mil nueve examinó los efectos de la vaporización a diferentes temperaturas. Para este estudio, los estudiosos vapearon cannabis a 3 temperaturas distintas: 170°C, 200°C y 230°C, calculando la proporción entre cannabinoides y subproductos (en otras palabras, el grado de pureza) del vapor para cada temperatura.

Se verificó que aun con unos ajustes mayores de temperatura, el vapor contenía una cantidad de forma notable menor de toxinas que el humo. El estudio asimismo descubrió que la mayor parte de los cannabinoides terapéuticos, como el cannabicromeno (CBC), se liberan a una temperatura justo inferior a la de combustión, a 232°C.

Por otra parte, tus preferencias personales podrían ser diferentes. Si deseas tener más sabor o bien prefieres un subidón menos fuerte, vapea a temperaturas más bajas. Con lo que, si deseas comenzar a vapear, asegúrate de escoger un vaporizador que te deje ajustar la temperatura. Así, vas a poder sacar el máximo provecho a todos las ventajas que ofrece la vaporización.

¿QUÉ DICE LA CIENCIA SOBRE LA VAPORIZACIÓN DE CANNABIS?
Por fortuna, el consumo de cannabis ya no es tabú. Bastantes personas consumen mariguana con fines rigurosamente terapéuticos, y el consumo recreativo está poco a poco más admitido, e inclusive es absolutamente legal en muchas partes. Este lento mas seguro avance de las leyes sobre el cannabis no solo favorece al consumidor, asimismo abre el camino para la investigación en este campo, por no mentar
de un atrayente mercado. Basándose en los beneficios obvias de vapear en frente de fumar, la ciencia estudia los resultados concretos de la vaporización como procedimiento de administración de cannabis para usuarios medicinales.

En una investigación de dos mil quince, se les preguntó a dos mil novecientos diez usuarios de cannabis de diferentes edades (dieciocho-noventa), sobre el consumo y vaporización de mariguana. El sesenta y uno por ciento de los participantes aseveraba haber usado un vaporizador alguna vez en su vida, un treinta y siete por ciento aceptó haber vapeado a lo largo de los treinta días precedentes, un veinte por ciento reconoció que vapearon más de cien días, y un doce por ciento confirmó que la vaporización era su procedimiento de consumo preferido. El estudio verificó que quienes vapeaban consideraron que este procedimiento es “más saludable, genera mejor sabor, induce mejores efectos y es más satisfactorio”. Por otra parte, solo un pequeño porcentaje (catorce por ciento ) de los encuestados dejó de fumar por completo.

Una investigación de dos mil dieciseis examinó las preferencias de un conjunto de enfermos de cáncer que consumían cannabis para calmar sus síntomas. Se verificó que la vaporización era el tercer procedimiento de consumo preferido, tras las pastillas y los espráis bucales. Otro estudio de dos mil quince midió los niveles en sangre y confirmó estudios precedentes sobre la eficiencia de la vaporización como medio de administración de THC.

VAPORIZAR versus. FUMAR CANNABIS: CONCLUSIÓN
En Royal Queen Seeds hallarás una extensa gama de vaporizadores para todos y cada uno de los bolsillos, desde vaporizadores boli simples de utilizar y accesibles como el Storm, a dispositivos de escritorio complejos y de gama alta como el renombrado Volcano Digit.

Pásate a la vaporización de cannabis para gozar de una experiencia más sana, pura, sabrosa y potente.

Author

Leave a comment

Back to Top